El agro tiene como principal socio al Estado, que se parece bastante a un líder negativo que no deja de poner palos en la rueda. Planificar en este contexto parece difícil, pero siempre es preferible tener previstos los escenarios, trazar una estrategia y ejecutarla lo más fielmente posible, contra viento y marea.

 

Si este año estás decidido a planificar (ojalá así sea), seguí esta guía y poné en marcha la Planificación 2021.

 

¿Cómo iniciar una buena planificación?

 

  • Gestión

En el día uno del inicio de la planificación, proponte recopilar y analizar la información histórica de la empresa y tu plan de producción-comercialización. Vas a obtener esta información de las operaciones diarias como compras, ventas, los estados contables y estado de las cuentas. Si estás trabajando con planillas de cálculo, te sugiero que el 2021 analices pasar a usar algún software contable que te permita llevar una gestión con información completa y oportuna. Esto va a facilitar ordenar los movimientos diarios de la empresa y obtener reportes que consoliden información.

En el caso de los productores que ya cuentan con un software de gestión, aún no logran unir la información contable con la de gestión, manteniendo dos sistemas de información separados. Trabajar en la unificación de estas dos fuentes de información es otro de los pasos hacia una gestión sólida.

Conocer el escenario sobre el que actúa la empresa, en un momento determinado hace más sencillo alcanzar los requerimientos mensuales de los organismos de control en tiempo y forma.Y lograr beneficios, que es el punto siguiente.

 

  • Impuestos

La trama impositiva en nuestro país tiene un particular impacto sobre la producción: adherir a regímenes de promoción y mantenerse en el scoring 1 es fundamental ¿cómo? Hay dos puntos esenciales:

-Estar dentro de la categoría A del SIPER, el sistema de perfil de riesgos de la Administración Federal de Ingresos Pùblicos (AFIP). Para estos, no queda otra alternativa que estar con los impuestos al día.

-Tener al menos 24 meses de antigüedad en el antes conocido Registro de Operadores de Granos, ahora SISA, de manera ininterrumpida. Es decir, cumplimentar registros.

Es importante poder planificar la gestión, incluyendo el impacto fiscal de cada uno de los hechos económicos que estamos proyectando. Hay empresas que llevan un control más riguroso del impacto fiscal, pero como mínimo 3 meses antes de que cierre el ejercicio deben contar con la información contable y de gestión para poder proyectar el Impuesto a las Ganancias del ejercicio, de forma tal que nos permita tomar decisiones que mejoren la posición de la empresa. En este momento es donde debemos considerar las valuaciones al cierre de los ejercicios, de forma tal de evitar el pago a través de incrementos de existencias que impactan en una disminución de nuestro costo de venta.

 

Compra y la venta de bienes

Antes de comprar cualquier cosa (si, cualquier cosa: semillas, insumos, gasoil, maquinaria incluso contratar servicios) pregúntate si hay una herramienta que permita reducir el impuesto que vas a pagar con la compra.

 

Luego, tené en mente estas tres herramientas centrales:

Ante la decisión de comprar maquinaria, el “leasing”

Para comprar insumos (incluso puede usarse para servicios), el canje que permite diferir del hecho imponible en el IVA.

Venta y reemplazo, por ejemplo en un tractor. De esta forma se difiere la utilidad asignando un menor valor fiscal al costo del nuevo bien

 

Todo esto es importante porque debemos conocer el impacto de las decisiones que tomaremos en el 2021, por ejemplo el efecto que generará la compra de maquinarias o ventas de bienes de capital, como la renovación de existencias, entre otras decisiones que planeamos tomar. Dentro de un marco legal, la importancia de la planificación fiscal en definitiva evalúa la influencia de los impuestos en determinados casos, permitiendo elegir la mejor alternativa para minimizar el impacto de estos en los resultados finales y determina el momento más oportuno para ejercer su pago.

 

Por Juan Manuel Barrero